• Lesiones por Fuego y Quemaduras

• Productos Peligrosos

• Drogas Defectuosas

• Dispositivos Médicos Defectuosos

• Lesiones del Cerebro / Medula Espinal

• Latigazo

• Negligencia en Hogares de Ancianos

• Accidentes por Resbalones / Tropiezos y Caídas

• Seguridad Negligente

• Moho Toxico

• Accidentes Automovilísticos

2019 (c) Curan & Ahlers LLP. Todos los derechos reservados. Sitio web por DigitalDujour.com

• Accidentes de Camiones

• Accidentes de Motos

• Accidentes en Bicicletas

• Accidentes de Autobús / Taxi

• Accidentes de Peatones

• Brutalidad Policial

• Asalto

• Responsabilidad Sobre los Productos

• Responsabilidad Municipal

• Accidentes de Avión / Navegación

• Errores Quirúrgicos

Diagnóstico Erróneo

Fallo en el Diagnostico

Lesiones de Nacimiento

Negligencia Obstétrica

Accidentes de Trabajo

Caídas en Sitios de Construcción

Lesiones a Transeúntes

Accidentes de Grúa

ÁREAS DE PRACTICA EN LESIONES PERSONALES

info@curanahlers.com

Local: 914-428-3313
Fax: 914-949-5800

Curan & Ahlers LLP
14 Mamaroneck Ave.
White Plains, New York 10601

ESTUDIO DE CASO 5: Detención Ilegal de una Mujer Inocente

Es desafortunado, pero en ocasiones se presenta un caso en contra del departamento de policía. En esta instancia Curan & Ahlers, LLP represento a una mujer que fue ilegalmente arrestada cuando la policía actuó muy rápidamente y, no como están supuestos en el curso normal de sus deberes. Una mujer de Staten Island, una ciudadana integra, de buena presencia y quien estaba muy envuelta en su iglesia y servicio a la comunidad, le estaban reparando su carro. Ella fue a recoger el vehículo después de cerrar y encontró que el carro no estaba en el taller como esperaba. Se fue para su casa y llamó la policía para reportar su carro robado y, dio su nombre para el reporte. Horas después, su hijo llego a casa y le dijo que había recogido el carro. Ella después llamó a la policía nuevamente para dejarles saber que el carro había aparecido. La policía le dijo que se preocupara por una orden de arresto que había en su contra. Ella les dijo que nunca había sido arrestada en su vida y que tenía que ser una equivocación. La policía le dijo que vinera hablar con el fiscal del distrito el siguiente día.

 

Obedientemente le señora fue a la corte para ver al fiscal. Un oficial de la policía le pregunto su nombre y, cuando contesto, la esposó, la llevó al sótano y la puso en una celda vieja y decrépita. En la celda junto a ella habían drogadictos y prostitutas quienes procedieron a agredirla, pegarle y amenazarla por las próximas seis horas. La policía finalmente realizó que la habían confundido con una mujer de Brooklyn, quien era una prostituta y drogadicta y, que era 15 años menor que ella. Después la dejaron en libertad.

 

Sin embargo, por culpa de este error, la mujer fue severamente traumatizada y sufrió de estrés postraumático. Ella fue incapaz de continuar con su vida cotidiana y tenía miedo de abandonar su hogar, pensando que la policía iba a cometer el mismo error nuevamente. Ella se encerró en su cuarto, instalo cámaras de seguridad en su apartamento y nunca fue la misma. Curan & Ahlers, LLP llevo el caso a juicio y ganó el veredicto, recibiendo suficiente dinero para que ella pudiera superar los problemas emocionales que le resultaron. Igual de importante, se espera que su caso ayude al departamento de policía a entender que ellos simplemente no pueden meter preso a personas sin antes identificarlas adecuadamente verificando información básica como su fecha de nacimiento y número de seguro social, antes de someterlas a un trato duro y debilitante.